turismo

Browsing

by @clochet

En esta época del año… bueno y en realidad ¿cuándo no? apetece hacer alguna escapada de fin de semana, salir un poco de la rutina, ya que estos meses de otoño/invierno pueden hacerse largos por el mal tiempo. Con la Navidad a la vuelta de la esquina las calles y las ciudades están más bonitas y con más vida que nunca. Los planes son infinitos, para todos los públicos y bolsillos… así que nada de excusas y, ¿qué te parece si el próximo fin de semana nos hacemos una escapadita?

Lo primero es decidir lugar, plan y compañía. Fin de semana en Londres a hacernos un maratón de compras navideñas, o a Berlín a disfrutar de sus preciosos mercadillos navideños y beber Glühwein para entrar en calor, escapada romántica a Paris para disfrutar de las luces navideñas en la ciudad de la luz, fin de semana con amigos en Madrid, para probar y conocer todos esos nuevos sitios de moda que tienes apuntados en tu agenda, a Sevilla, huyendo del frío y del mal tiempo a disfrutar de sus calles y colores, una escapada al Norte, a visitar pueblos pintorescos y comer rico rico, o nos llevamos a los peques al Mediterráneo a que pisen la playa y vuelvan a hacer castillos en la arena… No se vosotros peeero…¡yo me apunto a todos los planes!

Bueno pues ya tenemos destino, plan y compañía, ahora solo nos falta preparar la maleta… y ¡en marcha! Mi consejo es no complicarnos demasiado, si vamos a pasar una o dos noches sólo fuera de casa intenta llevar siempre solo maleta de mano, más cómodo y práctico, sobre todo si vais en avión. Ahora en invierno la ropa es más voluminosa, llevamos muchas más capas y accesorios, y es cierto que todo ocupa mucho más. Por eso os voy a dar un par de trucos… lo que más abulta siempre puesto: abrigo, jersey gordo de lana, botas… así como los complementos: gorro, bufanda, guantes, bolso… y una y solo una de las siguientes prendas: abrigo, bolso, sombrero, botas (yo incluso repetiría jersey de lana). Así en la maleta dejamos sitio para el pijama, neceser, ropa interior, camisetas/camisas, algún pantalón/vestido/falda para cambiar de look, suéter… y no parecer que vamos igual vestidos los dos o tres días. Puedes llevar otro gorro para cambiar, es un pequeño detalle que apenas ocupa espacio pero que luego en las fotos se ve mucho y te verás diferente pese a llevar casi la misma ropa.

Para mí la prenda que es fundamental elegir bien y pensar de antemano muy bien cual llevar, es junto al abrigo, las botas. Deben ser calentitas puesto que de escapada se pasan muchas horas fuera en la calle, cómodas para patearnos la ciudad, andar por los pueblitos sin parar, ¡qué aguanten horas y horas de caminata! y mejor si nos aseguramos que aunque llueva (ojalá no nos estropee la lluvia el plan) no nos mojaran los pies. Si cumplen estos requisitos con un par de botas es más que suficiente. Y ya puestos… si son chulas, modernas y actuales serán el complemento ideal a tus looks del fin de semana. Yo SIN DUDA me llevo mis Kentia a cualquier escapada, reúnen todos los requisitos y ¿cómo son de bonitas?

Una vez tenemos todo listo solo nos queda disfrutar de la escapada. Os recomiendo planificar los días con antelación y haceros un buen planning, reservar con antelación los sitios donde queréis comer y cenar para no quedaros sin sitio, buscar y rebuscar en blogs y webs qué es lo que hacen y visitan los locales ¡ellos son los que mejor conocen su ciudad! y como consejo práctico, llevar descargado el mapa de la ciudad en el móvil, así si no hay wifi no problem.

By @CLOCHET

Cada año me gusta más y más el otoño, la naturaleza está en todo su esplendor, los bosques teñidos de rojos, amarillos y naranjas… ¡una maravilla! ¿Y qué me decís de las playas? por fin vacías, limpias, … es el momento perfecto para dar largos paseos a la orilla del mar. En otoño, el aire se vuelve fresco y puro, y … ¿hay luz más bonita que la de esos días que amanecen heladores, en los que luce el sol a mediodía y hasta calienta como para quitarte la chaqueta? Sin duda son días para aprovechar y pasarlos al aire libre, en plena naturaleza. Además, en unos días llega el invierno y entonces si tendremos tiempo de quedarnos en casa, de hacer planes de película y manta, hasta entonces… ¡nos vamos!

Un plan ideal para pasar un bonito día de otoño que guste a pequeños y a mayores es planear una escapada al monte, o al bosque si todavía los peques de la casa no aguantan mucho caminando, con pícnic incluido. Aire puro, naturaleza y ejercicio, ¡a todos nos sienta bien! y a los niños les deja K.O… siesta en el coche de vuelta y sueño profundo asegurado para esa noche ¿suena bien, eh?

Planes en la naturaleza by @clochet

planes con los más peques

A nosotros nos encantan ir a un bosque cercano que en otoño está precioso todo cubierto de un manto de hojas secas. Nos calzamos nuestras botas de El Naturalista, y ¡qué empiece la batalla de hojas! Saltar, rodar, tirarnos como si fuera una piscina de hojas… los niños alucinan y disfrutan muchísimo.

Si vais a caminar y a moveros entre las hojas caídas es muy importante llevar un calzado adecuado, unas botas cómodas para caminar, todoterreno, que no te resbalen y que no te mojen los pies, ya que los montones de hojas en apariencia secas suelen estar húmedos por debajo y puede haber barro en el camino. Yo me llevo mis Walky, comodísimas para caminar horas y horas por todo tipo de terrenos, y además… ¿cómo son de chulas? incluso al monte se puede ir con estilo. Mi niño lleva sus botas Fundy, ideales para niños que no paran y su refuerzo en la puntera es genial para los niños que como el mío se piensan que cualquier piedra en el camino es un balón de fútbol que hay golpear…. Además, el velcro es muy cómodo para que los más pequeños puedan quitarse y ponerse ellos mismos las botas.

planes la aire libre

Botas Fundy El Naturalista

A medio camino, y antes de emprender la vuelta, toca reponer fuerzas y montar un pícnic. A los niños les hace tanta ilusión lo de sacar el bocata y comerlo en medio de la naturaleza… ese mismo bocata que en casa no lo quieren ni en pintura, después de la caminata, las nuevas emociones y la diversión se lo comen tan contentos. Es un buen momento para enseñarles que hay que recoger todo, no tirar nada y lo importante que es mantener nuestros montes, bosques y medio ambiente limpio y cuidado. Después de comer, todos a recoger y a dejarlo todo como lo habíamos encontrado, ¡seguro que ayudantes no nos faltan para la tarea!
Si hay suerte en la caminata podemos ir viendo algún que otro animal o pájaro, esos que vemos en libros y cuyos nombres nos aprendemos, resulta muy educativo verlos en su hábitat natural, ¡a los niños les encanta ver comer a los animales!. O podemos tener la suerte de cruzarnos con algún río o arroyo y poder ver algún pez y jugar a ver quien tira la piedra más lejos en el agua.
Desde luego los bosques nos ofrecen un montón de posibilidades y diversiones, una bonita manera de pasar un día de aventura en familia. ¿Os apuntáis al plan?

Botas Walky - El Naturalista

Botas Walky 2 - El Naturalista

Aunque sabemos que no es lo mismo viajar a Japón que a la India, o a China que a Tailandia, hay algunas recomendaciones que son igual de válidas si viajas a la mayoría de destinos asiáticos, sobre todo las que hacen referencia a la forma en la que viajamos y cómo o de qué manera vivimos el destino, muchas veces algo más importante que el viaje en sí mismo.

Por este motivo te dejamos 10 consejos para viajar por Asia, que creemos te ayudaran a disfrutar al máximo de tu viaje.

 

  1. No viajes con un itinerario cerrado o preestablecido

Una de las cosas más importantes si viajas a Asia es no contar con un itinerario cerrado o una planificación muy establecida, para que la improvisación pueda formar parte del viaje. ¿No te lo crees? Imagínate disfrutando en una playa de postal en la que sólo has reservado dos noches de alojamiento.  Si tienes una ruta sin demasiada programación, podrás permitirte ampliar la estancia unos días y acabar de disfrutar de ese lugar de ensueño.

Que ver en Asia2. Revisa la documentación antes de salir de casa

Podría parecer muy obvio, pero no hay nada peor que llegar al aeropuerto y darte cuenta de que tu pasaporte está caducado. Para que esto no te pase, lo mejor es revisar bien la documentación unas semanas antes del viaje y, siempre que sea posible, llevar una copia de todos los documentos importantes en la nube que puedas consultar offline.

De esta forma, podrás viajar tranquilo y, sobre todo, con la seguridad de que ningún tipo de documentación podrá agriar, ni siquiera un poco, tu viaje.

avion pista aterrizaje

3. Los animales siempre en su entorno natural

 En algunos países asiáticos, lamentablemente, existen lugares en los que los animales no están precisamente en su entorno natural.  Antes de participar en ciertas actividades o excursiones, te invitamos a plantearte si realmente te apetece ver a un elefante pintando un cuadro, acercarte a un tigre hasta poder tocarlo mientras le miras a los ojos y curiosamente ves su mirada completamente vacía…

Antes de ir a alguno de estos lugares, formúlate una simple pregunta: ¿Es este su lugar natural? Si la respuesta es no, piénsatelo dos veces antes de realizar la actividad.

elefantes manantial agua

 4. Lleva en la mochila únicamente lo necesario

 Solo tienes que pensar que en la mayor parte de países asiáticos hace calor y no hay gran diferencia de temperaturas entre épocas, como en nuestro verano e invierno.

Una vez te hayas asegurado de las temperaturas, te garantizamos que agradecerás llevar solo un par de camisetas, unos pantalones, algún vestido y un bañador. Poco más es necesario y en caso de necesitar cualquier cosa, siempre podrás comprarla en el destino.

Eso sí, no te olvides de llevar un calzado cómodo , estamos seguros de que tus pies te lo agradecerán y mucho. En este sentido, El Naturalista  tiene una línea de calzado perfecto con el que con el que poder disfrutar de cada paso que des en Asia.

 5. Disfruta de la gastronomía local

 Si hay algo de lo que no podemos olvidar en un viaje a Asia es de su gastronomía, otro de los grandes motivos por los que viajar a esta zona del mundo.

Aquí la comida más que degustarla se vive, y es que cada bocado es una explosión de sabores, colores y olores. Además, no te preocupes si no hay carta en inglés en el local. Simplemente señala algún plato que te guste de alguna mesa que tengas cerca o pide entrar en la cocina para ver qué se cuece en los fogones. Seguro que te recibirán entre sonrisas y encantados de ayudarte a elegir un plato que sea de tu agrado.

comida asia cerveza tallarines6. Regatea, pero siempre con educación y respeto

 En prácticamente toda Asia se regatea y mucho. Además, se considera incluso una obligación. Por lo que si te gusta algo, prepárate para tomártelo con calma y después de una larga conversación en la que probablemente habléis de cualquier cosa menos de la compra, empezar con el increíble arte del regateo.

Pese a que tu objetivo sea conseguir la pieza lo más barata posible, antes de bajar el precio al máximo, piensa en lo que significan para ti esas monedas de diferencia y lo que pueden ser para el vendedor. Intenta ser lo más justo posible y no pretender que el vendedor pierda dinero con la venta por llevarte el recuerdo, por solo unos cuantos euros menos.

Mercado en Asia7. Conoce la cultura e intenta ser educado con ella

 Debemos tener en cuenta que las diferencias culturales con Asia son probablemente bastante más notables que con otras partes del mundo. Sería conveniente conocer un poco de la cultura y costumbres del país al que viajarás, para así poder disfrutarlo al máximo.

Aunque como es normal, seguro que no podrás conocer todos los entresijos del país, por lo que si te encuentras en alguna situación en la que no sepas cómo actuar, aplica la máxima del viajero por excelencia: Donde fueres haz lo que vieres. Estamos seguros de que si lo haces, estarás integrado en el país mucho antes de lo que crees.

mujer anciana asiatica mercado

 8. Muévete en transporte local. Ahorrarás y conocerás a mucha gente

 Además de ser la forma más económica de desplazarte, moverte en transporte local es una de las mejores opciones para conocer un país y sus gentes. Y es que no hay momento más adecuado para entablar una conversación que después de 4 horas en un autobús y cuando sabes que aún tienes por delante otras 5 horas rodeado de los mismos paisajes.

transporte motos calles asia

9. Infórmate del tiempo antes de salir de casa

 Aunque el tiempo no es una ciencia exacta ni muchísimo menos, no es mala idea informarse sobre las previsiones meteorológicas antes de viajar. Esto te permitirá ir más preparado y, además, llevar preparado algún plan B por si el tiempo no está de tu parte algún día.

Pese a eso, te aseguramos de que en Asia, en su gran mayoría, las lluvias son de poca duración y después, siempre vuelve a salir el sol.

 

 10. Asia es una ¡pasada!

Y por último, pero no por ello menos importante, disfruta sin más. ¡Esa es la verdadera esencia de cualquier viaje a Asia!

 

Conocemos esa sensación próxima a un viaje en la que toca hacer la maleta y tu única, gran y repetida pregunta es: ¿Qué me llevo?

Aunque pueda parecer algo fácil, hacer una maleta no es tarea sencilla y menos cuando es para ese viaje con el que llevas meses soñando. Como tenemos experiencia en esto y queremos ayudarte, te dejamos una lista de las que creemos son las 10 cosas que no puedes olvidar meter en tu maleta.

1. Neceser

Uno de los grandes protagonistas de nuestro equipaje siempre es el neceser, aunque su preparación también se convierta en todo un reto. Y es que, en ocasiones, ¡no siempre es fácil hacer que ocupe menos que incluso nuestra maleta!

La primera premisa que debemos tener en cuenta es el lugar al que viajamos. Y en base a eso seleccionar qué cosas debemos incluir o no. Aquí también sobran los por si acaso y más cuando nuestro viaje es a algún lugar en el que únicamente tendremos que salir a la calle para encontrar cualquier cosa que se nos haya olvidado o necesitemos.

Está genial que llevemos cepillo de dientes, pasta dental, champú, gel de ducha…pero no hace falta obsesionarnos si sabemos que en nuestro destino podemos encontrar estos artículos. Así que lo mejor es tomárselo con tranquilidad y llevarse únicamente los productos más personales o que sea más difícil encontrar en destino.

La mejor forma de organizarse es poner el neceser por la mañana en el baño e ir metiendo  dentro únicamente las cosas que hemos utilizado ese día. Todo lo que no hayamos utilizado, será prescindible y no hará falta llevárselo de viaje.

2. Botiquín

Aunque pueda parecer innecesario, un buen botiquín en un viaje puede convertirse en nuestro mejor aliado. Como pasa con el neceser, tampoco hace falta que lo preparemos como si nos fuésemos a la guerra, pero sí que conviene dedicarle unos minutos y llevar algunos medicamentos que nos ayuden en caso de necesitarlos.

Imprescindibles: Un antibiótico genérico, antiinflamatorio, antihistamínicos, gasas/vendas para primeras curas, protector solar y repelente de mosquitos serían algunas de las cosas que no deberías olvidar en casa. Además de tu medicación habitual en caso de que la tomes y las recetas correspondientes.

Otra de las cosas que pueden venirnos genial en caso de tener algún problema médico y en la que no solemos pensar es llevar en la nube toda nuestra historia médica para que cualquier profesional pueda consultarla en caso de ser necesario. Y si encima está en inglés, mejor que mejor.

3. Documentación

En ocasiones puede parecer muy obvia la necesidad de llevar nuestra documentación en muchos momentos, como podría ser durante un viaje. Pero por esa misma obviedad, en muchas ocasiones lo olvidamos, con lo que ello puede significar.

Nosotros siempre recomendamos hacer una copia escaneada de toda la documentación necesaria para un viaje como pasaportes, carnet de conducir, tarjeta sanitaria, datos del seguro médico, etc. Esta documentación puedes subirla a la nube y dejarla offline, para que puedas consultarla en todo momento.

Con el resto de documentación, como las reservas de los vuelos, hoteles, coche de alquiler, etc. encontramos muy útil hacer lo mismo.

Así no tendrás que cargar con muchos papeles y lo tendrás todo a mano en el momento que lo necesites.

4. Ropa

La ropa es uno de los puntos más importantes y también más difíciles a la hora de organizar una maleta. Como comentábamos anteriormente con el neceser, en este caso, también merece la pena olvidarse de los “por si acaso” y llevar únicamente las cosas que necesitemos. Lo mejor es plantear el tipo de viaje que vamos a hacer y en base a eso, seleccionar la ropa que necesitaremos. Y es que no es lo mismo irse a hacer trekking que viajar una semana al Caribe o preparar una escapada para conocer una ciudad.

Una vez tengamos en mente el viaje que vamos a hacer y los días de duración, lo mejor es centrarnos y meter únicamente lo estrictamente necesario. Además de eso, algo muy útil, sobre todo si te gusta ir conjuntado/a, es llevar piezas básicas que te sirvan para varios momentos. Un bolso negro, un pantalón tejano o una camisa blanca siempre son buenas opciones como fondo de equipaje.

5. Calzado

Y lo mismo que con la ropa pasa con el calzado, aunque en este caso conviene dedicar especial atención ya que como dicen; no hay nada peor en un viaje que ir acompañado de un mal zapato.

Además de tener en cuenta el tipo de viaje que vas a hacer, es importante llevar un calzado cómodo, adecuado para las situaciones que vayamos a vivir en el viaje y sobre todo, que ya hayamos utilizado con anterioridad. ¡Lo de estrenar calzado en un viaje no es nada aconsejable!

Y si además de estas recomendaciones optas por un calzado como el de El Naturalistasostenible, hecho en fábricas propias que velan por los derechos de los trabajadores y el medio ambiente, que se confeccionan con materiales naturales y reciclados y que dedican un porcentaje de cada venta a proyectos sociales, puedes tener claro que tus pies irán de la mano de la mejor compañía.

6. Electrónica

Lo sabemos, puede sonar muy materialista, pero ¿quién viaja hoy en día sin ningún aparato electrónico?

Desde un teléfono móvil a un libro electrónico, pasando por un secador de pelo, son muchos los gadgets que solemos utilizar en nuestro día a día, por lo que para un viaje, merece la pena pararse un minuto y analizar los que realmente serán necesarios o útiles durante nuestras vacaciones.

Está claro que el teléfono móvil o la cámara de fotos vendrán con nosotros, pero; ¿es necesario que carguemos con un secador de pelo? Y más si tenemos en cuenta que en muchos hoteles lo encontraremos en el baño o lo podremos pedir en recepción. Y si no lo tienen, no estaría nada mal disfrutar de la ciudad con el pelo al aire, ¿no crees?

7. Cargadores

Y como complemento a toda la tecnología, no podemos olvidarnos de los cargadores de cada uno de ellos. Aunque si no quieres cargar con tanto peso te aconsejamos comprar un cargador con varias tomas USB, perfecto para cargar varios móviles.

Además, no olvides comprobar el tipo de enchufes en tu destino para llevar un adaptador en caso de ser necesario.

8. Entretenimiento

No hay nada mejor que contar con un buen libro, algo de música o una película cuando toca pasar algunas horas en un avión o en algún medio de transporte.

Unos días antes del viaje prepara una buena selección con la que pasar más rápidas las horas de traslados. No hay mejor momento para escuchar música de un país o leer un libro ambientado en un destino que el instante en el que te estás acercando a él…

9. Cuidado con las restricciones de equipaje

Sabemos que esto no es precisamente una cosa como tal, pero no está de más revisar las restricciones de equipaje de la compañía con la que vayas a viajar para evitar sorpresas.

Dicen que viajero previsor vale por dos. Nosotros no lo dudamos.

10. Ganas de pasarlo bien y disfrutar al máximo del viaje

Y como punto final, pero no por ello menos importante, algo imprescindible en el momento de hacer el equipaje y que no puedes olvidar meter en tu maleta: las ganas de pasarlo bien y sobre todo, disfrutar al máximo del viaje.