by @clochet

En esta época del año… bueno y en realidad ¿cuándo no? apetece hacer alguna escapada de fin de semana, salir un poco de la rutina, ya que estos meses de otoño/invierno pueden hacerse largos por el mal tiempo. Con la Navidad a la vuelta de la esquina las calles y las ciudades están más bonitas y con más vida que nunca. Los planes son infinitos, para todos los públicos y bolsillos… así que nada de excusas y, ¿qué te parece si el próximo fin de semana nos hacemos una escapadita?

Lo primero es decidir lugar, plan y compañía. Fin de semana en Londres a hacernos un maratón de compras navideñas, o a Berlín a disfrutar de sus preciosos mercadillos navideños y beber Glühwein para entrar en calor, escapada romántica a Paris para disfrutar de las luces navideñas en la ciudad de la luz, fin de semana con amigos en Madrid, para probar y conocer todos esos nuevos sitios de moda que tienes apuntados en tu agenda, a Sevilla, huyendo del frío y del mal tiempo a disfrutar de sus calles y colores, una escapada al Norte, a visitar pueblos pintorescos y comer rico rico, o nos llevamos a los peques al Mediterráneo a que pisen la playa y vuelvan a hacer castillos en la arena… No se vosotros peeero…¡yo me apunto a todos los planes!

Bueno pues ya tenemos destino, plan y compañía, ahora solo nos falta preparar la maleta… y ¡en marcha! Mi consejo es no complicarnos demasiado, si vamos a pasar una o dos noches sólo fuera de casa intenta llevar siempre solo maleta de mano, más cómodo y práctico, sobre todo si vais en avión. Ahora en invierno la ropa es más voluminosa, llevamos muchas más capas y accesorios, y es cierto que todo ocupa mucho más. Por eso os voy a dar un par de trucos… lo que más abulta siempre puesto: abrigo, jersey gordo de lana, botas… así como los complementos: gorro, bufanda, guantes, bolso… y una y solo una de las siguientes prendas: abrigo, bolso, sombrero, botas (yo incluso repetiría jersey de lana). Así en la maleta dejamos sitio para el pijama, neceser, ropa interior, camisetas/camisas, algún pantalón/vestido/falda para cambiar de look, suéter… y no parecer que vamos igual vestidos los dos o tres días. Puedes llevar otro gorro para cambiar, es un pequeño detalle que apenas ocupa espacio pero que luego en las fotos se ve mucho y te verás diferente pese a llevar casi la misma ropa.

Para mí la prenda que es fundamental elegir bien y pensar de antemano muy bien cual llevar, es junto al abrigo, las botas. Deben ser calentitas puesto que de escapada se pasan muchas horas fuera en la calle, cómodas para patearnos la ciudad, andar por los pueblitos sin parar, ¡qué aguanten horas y horas de caminata! y mejor si nos aseguramos que aunque llueva (ojalá no nos estropee la lluvia el plan) no nos mojaran los pies. Si cumplen estos requisitos con un par de botas es más que suficiente. Y ya puestos… si son chulas, modernas y actuales serán el complemento ideal a tus looks del fin de semana. Yo SIN DUDA me llevo mis Kentia a cualquier escapada, reúnen todos los requisitos y ¿cómo son de bonitas?

Una vez tenemos todo listo solo nos queda disfrutar de la escapada. Os recomiendo planificar los días con antelación y haceros un buen planning, reservar con antelación los sitios donde queréis comer y cenar para no quedaros sin sitio, buscar y rebuscar en blogs y webs qué es lo que hacen y visitan los locales ¡ellos son los que mejor conocen su ciudad! y como consejo práctico, llevar descargado el mapa de la ciudad en el móvil, así si no hay wifi no problem.