Viajeros Callejeros

Browsing

Conocemos esa sensación próxima a un viaje en la que toca hacer la maleta y tu única, gran y repetida pregunta es: ¿Qué me llevo?

Aunque pueda parecer algo fácil, hacer una maleta no es tarea sencilla y menos cuando es para ese viaje con el que llevas meses soñando. Como tenemos experiencia en esto y queremos ayudarte, te dejamos una lista de las que creemos son las 10 cosas que no puedes olvidar meter en tu maleta.

1. Neceser

Uno de los grandes protagonistas de nuestro equipaje siempre es el neceser, aunque su preparación también se convierta en todo un reto. Y es que, en ocasiones, ¡no siempre es fácil hacer que ocupe menos que incluso nuestra maleta!

La primera premisa que debemos tener en cuenta es el lugar al que viajamos. Y en base a eso seleccionar qué cosas debemos incluir o no. Aquí también sobran los por si acaso y más cuando nuestro viaje es a algún lugar en el que únicamente tendremos que salir a la calle para encontrar cualquier cosa que se nos haya olvidado o necesitemos.

Está genial que llevemos cepillo de dientes, pasta dental, champú, gel de ducha…pero no hace falta obsesionarnos si sabemos que en nuestro destino podemos encontrar estos artículos. Así que lo mejor es tomárselo con tranquilidad y llevarse únicamente los productos más personales o que sea más difícil encontrar en destino.

La mejor forma de organizarse es poner el neceser por la mañana en el baño e ir metiendo  dentro únicamente las cosas que hemos utilizado ese día. Todo lo que no hayamos utilizado, será prescindible y no hará falta llevárselo de viaje.

2. Botiquín

Aunque pueda parecer innecesario, un buen botiquín en un viaje puede convertirse en nuestro mejor aliado. Como pasa con el neceser, tampoco hace falta que lo preparemos como si nos fuésemos a la guerra, pero sí que conviene dedicarle unos minutos y llevar algunos medicamentos que nos ayuden en caso de necesitarlos.

Imprescindibles: Un antibiótico genérico, antiinflamatorio, antihistamínicos, gasas/vendas para primeras curas, protector solar y repelente de mosquitos serían algunas de las cosas que no deberías olvidar en casa. Además de tu medicación habitual en caso de que la tomes y las recetas correspondientes.

Otra de las cosas que pueden venirnos genial en caso de tener algún problema médico y en la que no solemos pensar es llevar en la nube toda nuestra historia médica para que cualquier profesional pueda consultarla en caso de ser necesario. Y si encima está en inglés, mejor que mejor.

3. Documentación

En ocasiones puede parecer muy obvia la necesidad de llevar nuestra documentación en muchos momentos, como podría ser durante un viaje. Pero por esa misma obviedad, en muchas ocasiones lo olvidamos, con lo que ello puede significar.

Nosotros siempre recomendamos hacer una copia escaneada de toda la documentación necesaria para un viaje como pasaportes, carnet de conducir, tarjeta sanitaria, datos del seguro médico, etc. Esta documentación puedes subirla a la nube y dejarla offline, para que puedas consultarla en todo momento.

Con el resto de documentación, como las reservas de los vuelos, hoteles, coche de alquiler, etc. encontramos muy útil hacer lo mismo.

Así no tendrás que cargar con muchos papeles y lo tendrás todo a mano en el momento que lo necesites.

4. Ropa

La ropa es uno de los puntos más importantes y también más difíciles a la hora de organizar una maleta. Como comentábamos anteriormente con el neceser, en este caso, también merece la pena olvidarse de los “por si acaso” y llevar únicamente las cosas que necesitemos. Lo mejor es plantear el tipo de viaje que vamos a hacer y en base a eso, seleccionar la ropa que necesitaremos. Y es que no es lo mismo irse a hacer trekking que viajar una semana al Caribe o preparar una escapada para conocer una ciudad.

Una vez tengamos en mente el viaje que vamos a hacer y los días de duración, lo mejor es centrarnos y meter únicamente lo estrictamente necesario. Además de eso, algo muy útil, sobre todo si te gusta ir conjuntado/a, es llevar piezas básicas que te sirvan para varios momentos. Un bolso negro, un pantalón tejano o una camisa blanca siempre son buenas opciones como fondo de equipaje.

5. Calzado

Y lo mismo que con la ropa pasa con el calzado, aunque en este caso conviene dedicar especial atención ya que como dicen; no hay nada peor en un viaje que ir acompañado de un mal zapato.

Además de tener en cuenta el tipo de viaje que vas a hacer, es importante llevar un calzado cómodo, adecuado para las situaciones que vayamos a vivir en el viaje y sobre todo, que ya hayamos utilizado con anterioridad. ¡Lo de estrenar calzado en un viaje no es nada aconsejable!

Y si además de estas recomendaciones optas por un calzado como el de El Naturalistasostenible, hecho en fábricas propias que velan por los derechos de los trabajadores y el medio ambiente, que se confeccionan con materiales naturales y reciclados y que dedican un porcentaje de cada venta a proyectos sociales, puedes tener claro que tus pies irán de la mano de la mejor compañía.

6. Electrónica

Lo sabemos, puede sonar muy materialista, pero ¿quién viaja hoy en día sin ningún aparato electrónico?

Desde un teléfono móvil a un libro electrónico, pasando por un secador de pelo, son muchos los gadgets que solemos utilizar en nuestro día a día, por lo que para un viaje, merece la pena pararse un minuto y analizar los que realmente serán necesarios o útiles durante nuestras vacaciones.

Está claro que el teléfono móvil o la cámara de fotos vendrán con nosotros, pero; ¿es necesario que carguemos con un secador de pelo? Y más si tenemos en cuenta que en muchos hoteles lo encontraremos en el baño o lo podremos pedir en recepción. Y si no lo tienen, no estaría nada mal disfrutar de la ciudad con el pelo al aire, ¿no crees?

7. Cargadores

Y como complemento a toda la tecnología, no podemos olvidarnos de los cargadores de cada uno de ellos. Aunque si no quieres cargar con tanto peso te aconsejamos comprar un cargador con varias tomas USB, perfecto para cargar varios móviles.

Además, no olvides comprobar el tipo de enchufes en tu destino para llevar un adaptador en caso de ser necesario.

8. Entretenimiento

No hay nada mejor que contar con un buen libro, algo de música o una película cuando toca pasar algunas horas en un avión o en algún medio de transporte.

Unos días antes del viaje prepara una buena selección con la que pasar más rápidas las horas de traslados. No hay mejor momento para escuchar música de un país o leer un libro ambientado en un destino que el instante en el que te estás acercando a él…

9. Cuidado con las restricciones de equipaje

Sabemos que esto no es precisamente una cosa como tal, pero no está de más revisar las restricciones de equipaje de la compañía con la que vayas a viajar para evitar sorpresas.

Dicen que viajero previsor vale por dos. Nosotros no lo dudamos.

10. Ganas de pasarlo bien y disfrutar al máximo del viaje

Y como punto final, pero no por ello menos importante, algo imprescindible en el momento de hacer el equipaje y que no puedes olvidar meter en tu maleta: las ganas de pasarlo bien y sobre todo, disfrutar al máximo del viaje.