El Proyecto Atauchi marcó en el año 2003 el origen del espíritu solidario de El Naturalista. Junto a organizaciones de ayuda al desarrollo, impulsamos proyectos educativos para los más pequeños y necesitados en países del tercer mundo. Seguimos pensando que los niños son el motor del desarrollo y por ello representan el futuro. Por eso, continuamos con nuestros proyectos en Haití, Tanzania, y Perú.

El objetivo principal es promover la atención y educación de la infancia gracias al trabajo coordinado con instituciones internacionales reconocidas que lideran proyectos de cooperación al desarrollo sostenible y de iniciativa local.

Ver imágenes